miércoles, 28 de marzo de 2012

Huelga general 29-M ¿No sirve para nada?

29M-huelga general
Cartel llamando a la huelga del 29-M
   Uno de  los argumentos más repetidos cuando alguien pregunta a otro si va a secundar la huelga general del 29-M es el de “Yo no, porque no va a servir para nada”. En principio, parece más una justificación que una convicción: si sirviera para algo la haría pero, como no va a servir, no la hago.

   Asumimos que la huelga es contra lo que, generalizando, vamos a llamar “las medidas económicas del Gobierno”. Con todos los matices que en cada caso se puedan buscar, hay tres grandes categorías de  actitudes ante la huelga:

  • No voy a hacer huelga porque no estoy de acuerdo con ella.
  • Sí voy a hacer huelga porque estoy de acuerdo con ella.
  • No la voy a hacer, porque no va a servir para nada.

   De entrada, sólo quien pertenece a la primera categoría estaría en contra de la huelga, es de suponer que porque está a favor de las medidas económicas del Gobierno. Nada que decir sobre este colectivo, puesto que es consecuente con sus ideas. La “batalla” contra este colectivo no es el conflicto laboral, sino el razonamiento y la contienda política.

   De los otros dos grupos, parece claro que ambos creen que este 29-M hay motivos para la huelga, es de suponer que porque están en contra de las medidas económicas del Gobierno.

   Es evidente que la utilidad de la huelga como medida de presión dependerá de cuánta gente la secunde. Un seguimiento masivo podría provocar una recapacitación y, al menos, una retirada vía enmiendas de alguna de las medidas más salvajes introducidas por la reciente reforma laboral. Por el contrario, un seguimiento escaso evidenciaría que la huelga “no servía para nada”.

   Ahí es donde está la trampa: quien no hace huelga porque cree que no va a servir para nada, en realidad está provocando que no sirva para nada. Es decir que, volviendo a las tres grandes categorías de antes, estando de acuerdo con los segundos, están trabajando de hecho para los primeros. O, por decirlo de otra forma, estando en realidad en contra de ciertas medidas económicas, están colaborando, aunque sea indirectamente y por omisión, en su consolidación.



3 comentarios:

  1. Crónicas de Spainlandia. El destino político de Andalucía:

    El PP ha logrado pasar, y en tan sólo 126 días, de ganar más votantes que IU en noviembre de 2011 a perder electores en Andalucía. ¡Toda una proeza!. El PSOE continúa perdiendo votos y a una velocidad levemente mayor. Tal situación puede etiquetarse de insostenible: en dos o tres legislaturas no dispondría de congresistas en el Parlamento andaluz. IU casi ha triplicado su tasa diaria de ganancia de votos respecto a las elecciones de 2011. En dos o tres legislaturas sería la segunda fuerza política del Parlamento autonómico.
    Los partidos que representan los intereses de las clases dominantes en Andalucía ya no aumentan su número de electores, como en noviembre de 2011, sino que claramente pierden votantes. Su alianza con las clases burguesas medias se derrumba. Es el coste de un expolio que, en mayor o menor grado, afecta a todos los dominados. Los partidos que deberían haber defendido los intereses de las clases burguesas pequeñas y medias continúan intensificando su pérdida de votantes. Es el coste de una manifiesta ineptitud para batirse por los suyos, o de una nítida traición para obtener "sillones" a cambio de las personas representadas. Sin embargo los partidos que preservan los intereses de las clases sociales populares, la Izquierda parlamentaria y aparlamentaria, en tan sólo 126 días han duplicado su tasa de ganacia de apoyos entre la población. De mantener dicho crecimiento acelerado, antes de transcurridos cuatro años su base social rebasaría con creces la de las otras clases juntas (dominantes, media y pequeña burguesía).
    Dentro de los partidos medio y pequeño burgueses se detecta un punto de inflexión nada turbio. Mientras que las organizaciones encaminadas hacia el burguesismo prosiguen su caída, las dotadas de alguna orientación hacia el fascismo han interrumpido ese declive de finales de 2011 para triplicar ahora su ganacia de apoyos electorales. Y aunque las estimaciones a cuatro años practicadas no otorguen a ello relevancia, no debería menospreciarse el descrito hecho.
    Con respecto a la Izquierda, la tasa da ganacia diaria de votos correspondiente a los partidos con programas "parciales" o "borrosos" se ha visto mermada a algo más de la mitad en relación al 2011. Y sus expectativas a cuatro años son harto modestas. Es la Izquierda marxista o coaligada con el marxismo la que ha logrado duplicar sobradamente su grado de apoyo entre la población andaluza. Ello, junto a una mayor concentración del voto alrededor de IU, explica el crecimiento parlamentario de esta coalición. No obstante la verdadera sorpresa de estas elecciones ha surgido al valorar el crecimiento del aval popular a la Izquierda Aparlamentaria. Esa Izquierda que es posible cuantificar a través de la abstención nacida tras implantarse la Gran Depresión en los años 2007-8. Se trata de un florecimiento tan intenso que cualquier proyección de su base social a cuatro años se sale de límites. Un contingente social que ha expresado taxativamente su voluntad de no querer colaborar con el régimen, no es sino un contingente social pre-revolucionario que se ubica a la espera de una organización de amplia convergencia para lograr su fin primordial: la extinción de este saqueo bautizado como "crisis". Así pues el pueblo andaluz no ha fallado, y mañana deberán ser los restantes pueblos del Estado quienes demuestren las calidades de sus fraguas. ¡POR UNA HUELGA GENERAL MASIVA!.

    Para ver texto completo, gráficos, tablas, referencias... Pulsar "Entrar" en:

    http://aims.selfip.org/spanish_revolution.htm

    ResponderEliminar
  2. Entonces hay un fallo en tu planteamiento inicial, solo hay dos grupos, los que estan a favor de la huelga y ls que estan en contra. No existe ese tercer grupo de el que hablas. Podemos concluir que esta la gente a favor de la huelga hbra estado en la huelga. El rerstio no estan deacuerdo con la huelga. Generalizas demasiado y no tienes en cuenta caos excepcionales. Es decir, eres cerrado a la hora de clasificar a la gente. En cual de los dos grupos metes el caso de uno que esta en contra de la medida del gobierno pero no va a la huelga porque pinsa que no va a cambiar nada, o simplemente tiene que ir al medico (en servicios minimos por la huelga, claro).

    Me gustaria que me respondieras lo siguiente: ¿Es necesario quemar contenedores y gritar por la calle tirando petardos para quejarse por la reforma laboral?¿Es logico que viendo esto haya gente que no vea la huelga como lo que deberia ser en realidad, una forma PACIFICA Y NO VIOLENTA de mostrar un desacuerdo por la huelga? Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante todo gracias por comentar, Anónimo. Vamos por partes:
      1) No veo por qué dices que no existe el tercer grupo; de hecho, creo que es muy numeroso, y constatar eso es precisamente lo que me ha llevado a escribir estas líneas (constatar eso y creer que existe una contradicción en esa forma de pensar). La diferencia entre el seguimiento de la huelga y el de las manifestaciones vespertinas lo ratifica, por encima de tu opinión o de la mía.
      2) Generalizo demasiado: soy consciente de ello, como todo aquel que intenta resumir 44 millones de conductas en tres categorías, pero no lo oculto, y el segundo párrafo al completo es un reconocimiento de que estoy generalizando.
      3) Me preguntas "En cual de los dos grupos metes el caso de uno que esta en contra de la medida del gobierno pero no va a la huelga porque pinsa que no va a cambiar nada". Pues de eso va todo mi texto. Ése es el que yo he llamado el tercer grupo, me parece que queda muy claro. Tú dices que no existe ese grupo, pero luego me preguntas por él. ¿Existe o no existe? Para mí está claro que sí.
      4) Quemar contenedores no es necesario ni estoy de acuerdo con ello. Gritar por la calle y tirar petardos no veo que represente ningún problema.
      5) Por cada foto de un contenedor quemado que me enseñes, te enseñaré yo miles de fotos de gente pacífica y tranquila en las manifestaciones.
      Un saludo

      Eliminar